Cómo Whittier, Alaska, ayudó a ganar la Segunda Guerra Mundial

El servicio ferroviario Direct-to-the-Wilderness lo lleva desde el barco en Whittier directamente a la zona de Denali.

Bajo la helada custodia del glaciar Whittier, y en un pequeño triángulo de tierra llana rodeada de las montañas Chugach, se sitúa Whittier, Alaska. Un destino impactante, Whittier tiene varios sitios de importancia significativa, incluidas las torres Begich de 14 pisos, el abandonado edificio Buckner, la línea de ferrocarril que atraviesa el túnel Anton Anderson Memorial de 4 km, y que utiliza el servicio ferroviario Direct-to-the-Wilderness exclusivo de Princess (la única forma de salir de la ciudad por tierra), y el histórico Restaurante y salón Anchor Inn. ¿Qué hizo esta población, situada en una costa remota del paisaje de Alaska, para tener estos sitios valiosos?

Las razones están en la historia de la localidad, en el lugar que tuvo en la victoria de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial.

Actividad militar en Alaska

Antes de que los japoneses atacaran Pearl Harbor en diciembre 19 41, el ejército de los Estados Unidos había comenzado la construcción dentro de Alaska. Pero tenían un problema: El tráfico ferroviario se había triplicado a medida que se necesitaban más suministros, lo que generaba problemas para el puerto de Seward, Alaska, situado a 93 km por tierra más al sur. ¿Cómo podía el Comando de Alaska proporcionar eficazmente suministros a las unidades necesarias para defender el estado?

Whittier, con acceso fluvial vía Prince William Sound y el canal del Pasaje, fue la solución ideal. Podía asegurarse con acceso controlado por túneles, su clima generalmente nublado proporcionaría protección de los bombardeos aéreos, y el canal del Pasaje estaba libre de hielo todo el año.

Y así comenzaron las actividades en Whittier. En agosto de 1941, comenzó la construcción en los dos túneles ferroviarios que conectaría a hombres y materiales desde los muelles de Whittier a Portage, Alaska en el norte de Anchorage, y más allá también. Ese año los trabajos se realizaron en condiciones invernales glaciales. El 20 de noviembre de 1942 se realizó una ceremonia para celebrar la finalización de la excavación.

Un centro de transporte crucial

El 3 de abril de 1943, el Cuerpo de Transporte 714 del Ejército llegó para ayudar con la instalación de las vías férreas. El primer tren llegó a Whittier el 1 de junio de 1943. Una semana más tarde llegaron tropas por barco, y fueron las primeras en desaparecer por el túnel rumbo a bases situadas en el norte. Whittier había asegurado su lugar como centro de transporte crucial que fortalecía las defensas militares de EE. UU. contra una posible invasión japonesa.

Los japoneses atacaron las islas Aleutianas de Alaska, pero nunca llegaron más allá del puerto Dutch. Whittier permaneció seguro y la vida diaria en la ciudad constaba de un control estrecho de las actividades. Las fotografías del ferrocarril se clasificaron como “secretas”. Las estructuras de madera que albergaban a los militares y a los civiles que trabajaban en el esfuerzo bélico fueron bautizadas como Camp Sullivan, y así nació un pueblo.

Historia de Whittier después de la Segunda Guerra Mundial

Después de la Segunda Guerra Mundial, Whittier mantuvo su importancia en la cadena de suministros militares, con un segundo momento de importancia durante la Guerra Fría, cuando se construyeron el edificio Buckner y las torres Begich. Con la infraestructura establecida, la importancia de Whittier como puerto se mantuvo, y actualmente, es el puerto de escala de Princess Cruises para acceder a Anchorage y a las vacaciones por tierra y mar en el corazón de Alaska.

Visite Alaska en uno de los cruceros por Alaska de Princess Cruises, y conozca el histórico Whittier personalmente. O elija un tour de crucero por Alaska, visite el interior de la región en el servicio ferroviario Direct-to-the-Wilderness y conozca la historia que dio origen a Whittier, Alaska.

Entérese de todo lo que puede ver y hacer en una aventura por Alaska.