Norman Love

Norman Love combina el gusto por la sensualidad de un maestro con el arte del cocinero, y el resultado son chocolates artesanales destinados a aquellos paladares que no aceptan menos que la perfección. Norman Love Confections ha creado delicias para conocedores de chocolates finos desde el año 2001, cuando este chocolatero presentó por primera vez las obras de arte que produce en sus instalaciones en Fort Myers, Florida. En la actualidad, Norman es reconocido a nivel internacional por los dulces naturales artesanales, de incomparables texturas y sabores que despiertan los sentidos.

La inspiración de Norman para convertirse en chocolatero fue su amor por el chocolate. Después de aprender el oficio de la pastelería en Francia, Norman se desempeñó como chef ejecutivo de pastelería en muchos complejos turísticos de lujo, como The Beverly Hills Hotel y The Ritz-Carlton.

Continuó su carrera profesional en The Ritz-Carlton, donde fue nombrado chef ejecutivo corporativo de pastelería y donde supervisó de las operaciones globales de pastelería y horneado. Durante sus 13 años en el puesto, abrió 30 cocinas de pastelería de hotel y complejos turísticos en locales internacionales y nacionales, como Boston, Dubái y Bali.

La aclamación internacional también siguió a Norman. La revista Chocolatier and Pastry Art and Design lo nombró uno de los 10 mejores chefs de pastelería del país, en 1996 y 1997. En 1999, llevó al equipo de EE. UU. a una medalla de bronce en el concurso bienal Coup du Monde de la Pâtisserie (Copa Mundial de Repostería) en Lyon, Francia, que presentó a los mejores pasteleros de 18 países.

Fue uno de los 18 chefs seleccionados para crear un pastel de aniversario por los 150 años del Museo Smithsonian en Washington, D.C., y uno de los únicos 26 chefs seleccionados para presentarse en la serie de 39 partes, “Cocinando con Julia”, que se transmitió en la televisión pública. Norman ha hecho numerosas apariciones en la serie “Great Chefs” de Discovery Channel, y sus postres han aparecido en las portadas de Art Culinaire, Pastry & Baking y otras publicaciones culinarias destacadas. También es autor colaborador de cuatro libros, incluyendo Baking with Julia.

En 2001, este virtuoso de la cocina dejó el mundo corporativo para dedicarse a su empresa privada, Norman Love Confections. Su estilo aventurero, el amor por la vanguardia y la inclinación por la perfección son ingredientes básicos en los chocolates ultra premium que son venerados como representantes de los mejores dulces gourmet de la industria. Una década más tarde, abrió un segundo Chocolate Salon en Naples, Florida. Y en el 2012, la heladería Artisan Gelato by Norman Love abrió sus puertas junto al salón del chocolate en Fort Myers.

Además de los sabores de las fiestas de edición limitada y los sabores anuales nuevos, Norman presentó Norman Love Confections BLACK™, una línea ultrapremium de chocolates intensamente negros, con chocolates provenientes de cinco de las mejores regiones productoras del mundo. También presentó el primero de una serie de productos derivados de Norman Love Confections BLACK™, el chocolate para beber Norman Love Confections BLACK™, inspirado en la tradición europea.

Desde la creación de Norman Love Confections, este chef ha recibido un tremendo reconocimiento nacional e internacional. Una respetada publicación de calificación de consumidores ha reconocido a la empresa 12 veces desde el 2006, incluidas seis veces como los mejores chocolates de nivel ultrapremium del país. En noviembre 20 12, esta publicación reconoció a NLC en su edición de Mejores productos del año como "Mejor compra de $ 50 y menos".

Norman y sus chocolates han aparecido en USA Today, Today Show, Robb Report, InStyle, Martha Stewart Living y O, The Oprah Magazine. En el 2009, Norman fue uno de los “10 mejores chocolateros de Norteamérica” por la revista Dessert Magazine. Es además cofundador del Campeonato Nacional de Equipos de Pastelería, y juez invitado habitual en la serie Food Network Challenge.

Entre sus menciones más reciente se incluye haber sido “una de las 40 personas influyentes en la zona sudeste de Florida” por Gulfshore Business; “uno de los 10 mejores chocolateros del mundo” por Los 10 mejores de todas las cosas de National Geographic; “Vendedor minorista del año de Florida por su liderazgo” por la Federación de Minoristas de Florida; y la cinta dorada o Cordon d’ Or del Premio al producto de Florida “Sabores excelentes” de la Academia Internacional Culinaria de Arte Culinario y Libros de Cocina. En 2013, Love fue miembro principal del jurado para Maestros Internacionales del Chocolate, la competencia culinaria más grande del mundo dedicada exclusivamente al arte del chocolate.

Norman ha inculcado una cultura corporativa de búsqueda incesante de innovación, excelencia y calidad. Conocido por crear sabores de chocolate reconocibles con los consumidores estadounidenses, Norman Love Confections también es reconocido por su presentación artística y estética de los chocolates.

Además, Norman Love Confections comparte su dulce éxito con la comunidad. La empresa apoya más de 250 causas benéficas al año.

Norman vive en Fort Myers con su esposa, Mary y sus dos hijos.