Visite el sitio de los primeros Juegos Olímpicos, Katakolon, Grecia

Taller de Fidias

Katakolon, Grecia, es el sitio de los primeros Juegos Olímpicos, que tuvieron lugar en 776 a. e. c. Los pasajeros de un crucero por el Mediterráneo tienen la oportunidad de caminar a través de ruinas antiguas de pilares y estatuas masivas que recuerdan una época de grandeza extravagante. Muchos de los eventos atléticos que forman parte de los Juegos Olímpicos de verano y de invierno actuales han permanecido sin modificarse durante miles de años, incluido el decatlón, el maratón y la carrera de velocidad, o “estadio”. Después de la prohibición del emperador Teodosio, quien consideraba que los juegos eran rituales paganos, gran parte de los templos en Olimpia fueron destruidos. Sin embargo, y luego de amplias excavaciones realizadas en 1875, muchos de los cimientos estructurales fueron descubiertos y los sitios olímpicos en Katakolon fueron declarados Parque Nacional en 1976.

Los visitantes emprenderán un viaje en el tiempo la primera vez que pongan su mirada en el antiguo sitio arqueológico de Olimpia. Este corto recorrido incluye el Templo de Zeus, considerado una de las Siete Maravillas del Mundo. Obra del escultor Fidias, la estatua original se elevaba aproximadamente 13 metros y estaba decorada con oro y marfil. Desde su construcción, este templo ha sido el edificio más importante de toda la historia de Grecia y es aún hoy el templo de mayor tamaño en el Peloponeso. Un ejemplo destacado de la arquitectura dórica, su simetría es perfecta y allí se rendía culto a numerosos dioses griegos.

Cerca del complejo de Zeus se encuentra el Templo de Hera, la esposa del dios, uno de los más antiguos en toda Grecia. Como el principal espacio de competencia para los antiguos Juegos Olímpicos, este patio frente al templo de Hera acogió a casi toda la población griega, ya que los mejores atletas compitieron en carreras a pie y pentatlones. Durante los Juegos Olímpicos de verano del 2004, los lanzadores de bala demostraron sus habilidades y pusieron a prueba sus destrezas compitiendo en el mismo lugar donde lo habían hecho los antiguos atletas más de 1500 años antes. Los pasajeros de cruceros por el Mediterráneo tendrán la oportunidad de tomarse una foto inolvidable mientras recrean los movimientos y las poses de algunos de sus deportes favoritos, desde los de los primeros juegos hasta los que forman parte de las Olimpiadas modernas.

Para una exhibición completa de artefactos antiguos, los visitantes pueden dirigirse al Museo Arqueológico Olímpico, ubicado a solo minutos de distancia de los sitios históricos. Los restos del Templo de Zeus, algunas de las esculturas más antiguas recuperadas por el hombre, están cuidadosamente colocadas a lo largo de toda la galería. Los coloridos frontones exhiben escenas de carreras de carrozas mitológicas y las guerras entre los dioses griegos y los centauros. Una de las obras más destacadas del arte antiguo, cuya fecha de creación se remonta al 330 a. e. c., es una escultura impecable de Hermes, el mensajero alado de los dioses, cargando al niño Dionisio.

Más adelante durante el crucero por Grecia, los visitantes visitarán el Museo de los Antiguos Juegos Olímpicos. El recorrido por las exposiciones informativas ofrecerá a los pasajeros un conocimiento más profundo de la importancia que este evento deportivo tiene para el pueblo griego y los países del mundo. Las agendas políticas se dejan de lado durante 10 días, y los representantes de decenas de países ponen a prueba su resistencia en un escenario mundial. En la actualidad, los Juegos Olímpicos ofrecen la oportunidad a millones de personas de animar a sus atletas favoritos mientras compiten por las mismas medallas de oro que se les presentaron a los ganadores hace miles de años.