Descubra Venecia, Italia, y disfrute de la arquitectura veneciana

Venecia, Italia

La ciudad flotante de Venecia en Italia ostenta edificios y palacios en piedra que parecen desafiar la gravedad en el aparente movimiento que acompaña las aguas. Aquí impera un estilo de vida único y cosmopolita que recuerda las tradiciones italianas de antaño. Compuesto por 117 pequeñas islas, Venecia está unida por una serie de pequeños canales, que en conjunto conforman un Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Aquellos que tengan la suerte de hacer un recorrido por Venecia tendrán la oportunidad de disfrutar de la alta costura de la vida italiana mientras rinden homenaje a la historia clásica. Está prohibido el uso de automóviles en la ciudad, y el traslado se realiza en embarcaciones o ferris, una forma perfecta de apreciar la arquitectura veneciana.

Es posible que las atracciones más destacadas en Venecia sean las incontables maravillas arquitectónicas, algunas de las cuales están consideradas como las mejores obras del arte italiano, como la Basílica de San Marcos y el Palacio Ducal. Estos impresionantes ejemplos de la arquitectura de Venecia cuentan con historias que se remontan a siglos atrás, y sin embargo han logrado conservar gran parte de su mosaico original y sus cimientos de piedra.

La Plaza de San Marcos, o Piazza San Marco, es considerada una de las plazas más impresionantes en su tipo. En las calles, los artistas y músicos callejeros comparten risas, alegría y canciones. La zona se remonta al siglo IX y originalmente era un ingreso pequeño a la basílica, que en el año 1177 se amplió. Cuando los visitantes de los cruceros por el Mediterráneo se dirigen a visitar la imponente Basílica de San Marcos, querrán detenerse y tomarse una fotografía con las emblemáticas palomas que pasean por el lugar con la esperanza de recibir algunas migas de pan.

Durante siglos Venecia fue la principal puerta de entrada de Europa a Asia y Oriente, y su arquitectura refleja influencias únicas de la época bizantina. Con cinco cúpulas tipo mezquita y una fachada a cuadros, la Basílica de San Marcos cuenta con un exterior similar a muchos edificios que se encuentran en Turquía. En el interior, la decoración es igualmente elaborada y compleja, con mosaicos impactantes que datan de hace casi 1000 años. Durante un crucero por Italia, los pasajeros tendrán la oportunidad de ver de cerca los mosaicos del techo de la Galleria, el único acceso para ingresar a la Loggia dei Cavalli al aire libre. Este pequeño balcón ofrece vistas increíbles de toda la plaza, y Napoleón lo llamó “el salón más bello de todo el mundo”.

Los visitantes de la basílica deben vestirse de forma conservadora, ya que los guardias de la catedral no permitirán que nadie con pantalones cortos, camisas sin mangas o faldas por encima de la rodilla entren al edificio.

El palacio Ducal es uno de los símbolos más importantes y famosos de la arquitectura veneciana, y esta magnífica estructura que data del siglo XIV ha sido durante siglos la sede del poder y del tribunal judicial de la ciudad. Construido como un castillo, el Doge es un impresionante ejemplo de arquitectura gótica con una fachada elaborada y altas torres. Esta estructura de mármol rosa y blanco se encuentra directamente sobre el agua, lo que permite vistas ininterrumpidas del paisaje veneciano para aquellos en vacaciones de crucero europeo. Cada habitación dentro del palacio es más exquisita que la siguiente, incluida la enorme Sala de las Cuatro Puertas (Sala delle Quattro Porte). Con un cielorraso diseñado por el pintor veneciano Tintoretto, la sala cuenta con la grandeza y ornamentación de la Capilla Sixtina.

Y para finalizar este tour arquitectónico de Venecia, los pasajeros del crucero visitarán la increíble iglesia San Giorgio. Este monasterio del siglo XVI es la obra maestra del arquitecto Andrea Palladio y, al igual que ocurre con el Palacio Ducal, en su interior se encuentran dos obras espectaculares de Tintoretto, La última cena y La caída del maná.