Crucero a la costa de Amalfi en Italia

Un centro turístico playero en la costa de Amalfi

La clásica costa del mar Mediterráneo adquiere características únicas en Amalfi. Las casas que bordean el acantilado parecen desafiar la gravedad y ofrecen vistas de las aguas azules elevándose como una gigantesca escultura de arena en las costas de esta ciudad italiana. La costa de Amalfi en Italia, con su combinación de belleza natural y cultura fascinante, es un lugar maravilloso para que los pasajeros en un crucero por el Mediterráneo desciendan a tierra firme y saboreen aceitunas mientras aprenden sobre la historia de Grecia y Roma.

Amalfi es actualmente un pintoresco destino turístico que en los siglos XI y XII contaba con la flota naval más grande del Mediterráneo. Ubicado directamente sobre la costa, el Arsenale es un castillo medieval que recuerda la gloriosa historia marítima de esta ciudad. La arquitectura de Amalfi todavía ostenta en su diseño la influencia que recibió de las culturas árabes, ya que la ciudad era un punto destacado en el comercio con África del Norte. En sus calles se fusionan las tradiciones griegas, romanas, normandas, sarracenas y árabe-sicilianas, que hacen de Amalfi un destino mediterráneo destacado por derecho propio, y que además ofrece bellas playas y gastronomía fina.

El clima benigno que reina durante casi todo el año hace que las flores y los árboles crezcan sobre las ondulantes colinas que rodean a Amalfi, creando una amalgama de colores que ha atraído e inspirado a pintores famosos durante siglos. Las casas se agrupan en pequeñas comunidades sobre los acantilados en toda la ciudad, y la vista desde los tours de cruceros por Europa es inigualable antes de desembarcar en un viaje fantástico por la ciudad.

Un ejemplo perfecto de la arquitectura árabe-siciliana es la Catedral de Amalfi, con su impactante combinación de diseño a rayas, grandes arcadas y mosaicos, y donde diariamente se celebra misa para todos los creyentes. Se solicita a los visitantes que participan de las excursiones en tierra vestirse de forma respetuosa cuando visiten este edificio de profunda tradición. El campanario y la cúpula que se extiende sobre el santuario principal están recubiertos con mosaicos verdes y amarillos, en tanto que el interior está elaboradamente decorado con frescos que se han muy bien conservados.

Aquellos viajeros que deseen ampliar su estancia en esta hermosa ciudad pueden tomar lecciones de cocina italiana con el chef Rodolfo Lecce, quien las ofrece con cada semana. Los visitantes de los cruceros por la costa de Amalfi pueden aprender cómo hacer zeppole tradicional de San Giuseppe con crema al limone (buñuelos de San José con crema de limón) mientras se visten con altos sombreros de chef y huelen el maravilloso aroma de la cocina tradicional. Las pastas y la salsa de tomate tienen un mejor sabor en Amalfi, donde los ingredientes frescos y sencillos se combinan en la creación de platillos livianos con sabores ricos y complejos. Una comida rápida después de recorrer la catedral es la mejor forma de finalizar esta breve y encantadora visita a la costa mediterránea de Italia.