Visite el Museo Estatal del Hermitage en San Petersburgo, Rusia

Interior del Museo del Hermitage en San Petersburgo, Rusia

Si está planeando un crucero a Escandinavia y Rusia, uno de los puntos destacados será sin duda una estancia de una noche en San Petersburgo. Conocida también como la “Venecia del Norte”, esta ciudad rodeada de canales cuenta con una abundancia de sitios históricos, culturales y arquitectónicos. Una de sus atracciones culturales más importantes es el extenso Museo del Hermitage, una colección de seis edificios históricos, incluidos cuatro museos, una multitud de salones y más de tres millones de impresionantes artefactos, pinturas y estatuas en exhibición. El Hermitage, uno de los museos más grandes del mundo, es tan amplio que recorrerlo todo llevaría años.

El Palacio de Invierno en estilo barroco, el más grande de los museos del Hermitage, se acabó de construir en el año 1762 bajo la dirección de la emperatriz Isabel Petrovna. En 1764, Catalina la Grande adquirió 255 pinturas en Berlín, lo que dio origen oficial al museo.

El Palacio de Invierno se encuentra junto al río Nevá a un costado, y tiene vistas a la Plaza del Palacio en el otro costado. Este museo ruso fue la residencia oficial de los zares y sus familias hasta la revolución de 1917.

¿Qué tesoros hay en el Hermitage? Cada edificio es una joya en sí, y en su conjunto albergan la colección más grande de pinturas del mundo.

  1. Colección de arte europeo occidental

    Esta colección, que abarca desde el siglo XIII hasta la actualidad, es tan grande que se exhibe en 120 habitaciones en las dos primeras plantas de los cuatro edificios del museo. Si le gustan particularmente los maestros italianos de los siglos XV y XVI, querrá pasar el mayor tiempo posible en las 30 salas de pinturas italianas de los edificios del Nuevo y Antiguo Hermitage.

    En estas habitaciones se encuentra la colección más vasta de pinturas del Renacimiento que existe. Podrá apreciar de cerca obras de grandes de la pintura, como Miguel Ángel, da Vinci, Rafael, el Tiziano y Caravaggio. No olvide dar una vuelta por las salas con las obras impresionistas.

  2. La sala de Oro

    Dos tesoros más en el Museo Estatal del Hermitage son las salas de Oro y de Diamantes. Juntas, estas dos salas comprenden la Galería de los Tesoros. Las Salas de Oro contienen artefactos provenientes de toda Eurasia, desde el siglo VII a. e. c. hasta el siglo XIX e. c. En exposición hay más de 1500 artefactos de oro.

  3. La sala de los Diamantes

    En las Salas de Diamantes los visitantes viajan en el tiempo hasta los orígenes de la joyería con diamantes, que se remonta al año 3000 a. e. c. Esta exposición resiste al ladrón de diamantes más avezado, ya que estos diamantes están encerrados en un cristal grueso y bajo luces tan brillantes que usar gafas de sol no estaría de más.

  4. Las antigüedades

    Unos 106.000 artículos provenientes de las antiguas civilizaciones de Roma, Grecia y la región costera del Mar Negro del Norte están en exhibición en la planta baja del Nuevo Hermitage. Con objetos que datan de 2000 a. e. c. hasta piezas del siglo IV e. c., aquí encontrará esculturas y estatuas romanas, e incluso una colección de antiguas estatuillas griegas en terracota.

  5. Artefactos prehistóricos

    Si lo suyo son los artefactos prehistóricos, no deje de visitar la planta baja del ala oeste del Palacio de Invierno. De especial interés son la alfombra de pelo anudado y el carro de madera —con todo y ruedas— más antiguos. También en exposición hay figurillas del Paleolítico que fueron talladas hace más de 20.000 años.

Unas vacaciones en crucero son una excelente forma de conocer esta región de Europa. Con dos días de experiencias en San Petersburgo, en la mayoría de los itinerarios de los cruceros por Escandinavia, tendrá tiempo suficiente para ver numerosas atracciones, incluido este museo ruso único en su tipo.