Vea los increíbles Alpes suizos y el lago Como

Lago Como

Mientras recorren Europa en un crucero por el Mediterráneo, los pasajeros podrán elegir de entre varios tours de crucero, incluidas aventuras por las alturas de los Alpes Suizos. Viajando hacia el interior en tren, los visitantes de Suiza disfrutarán de las impresionantes vistas del lago Como, desde lo alto de la estación de tren más alta del continente, a una asombrosa altura de 3454 metros sobre el nivel del mar.

A tan solo 64 km de Milán, el lago Como es un cuerpo de aguas azules situado en las tranquilas alturas de los Alpes Suizos coronados de nieve. Rodeado de jardines, el lago está inmerso en un aire de melancolía y romance que inspiró a poetas como Lord Byron a componer obras que intentaron capturar la miríada de emociones que se pueden sentir cuando se observa este lugar de increíble belleza. Este destino fue usado como fondo para una escena romántica en Star Wars II: El ataque de los clones, y el Lago Como es el mejor lugar para compartir un momento especial con un ser amado en un crucero del Mediterráneo.

Más adelante en el viaje, los pasajeros en crucero europeo visitarán Jungfraujoch, una cumbre estelar conocida como “el techo de Europa”. En un día despejado, los visitantes que llegan a esta tierra mágica en las alturas alpinas pueden ver la cordillera de los Vosgos en Francia y la Selva Negra de Alemania, a unos 288 km de distancia. El Palacio de Hielo es la estructura de mayor altitud en su tipo y perdura durante todo el año. La construcción de esta atracción única en forma de caverna comenzó en 1934, cuando un guía de montaña comenzó a tallar el glaciar Aletsch. El palacio ostenta enormes esculturas de hielo de pájaros y pingüinos, y la gente se alinea en los pasillos que conducen a un bar helado y bancos tallados.

Bajando por las laderas, los pasajeros que disfrutan de un tour de crucero europeo tendrán la oportunidad de visitar Lucerna, la puerta de entrada a la Suiza central. Situado junto a las aguas poco profundas del lago de Lucerna, esta maravillosa ciudad está rodeada de montañas y cuenta con encantadoras tiendas donde comprar souvenirs, además de los relojes famosos en todo el mundo. Las casas históricas abundan en esta relajada ciudad sin automóviles, y ofrecen frescos pintorescos entre iglesias y bulliciosas plazas de mercado. En su Centro de Cultura y Convenciones, Lucerna logra combinar a la perfección la arquitectura suiza tradicional con un diseño innovador. Esta estructura es un punto emblemático de la ciudad y complementa las tranquilas aguas del lago de Lucerna sin dominar los edificios históricos circundantes.