Planee una excursión de un día a la Isla Catalina durante su crucero

Vista aérea de la Isla Catalina

Ya sea un crucero por la costa de California o una escapada a la costa oeste, cuando planee un crucero tendrá la oportunidad de visitar la histórica Isla Catalina. Aunque una excursión de un día a Isla Catalina está a tan solo un corto viaje desde Los Ángeles, al llegar se sentirá como si estuviera llegando al Caribe. En un tour por Isla Catalina puede recorrer el Teatro Avalon, hacer kayak por aguas cristalinas y mucho más. Esta pequeña isla ofrece grandes sorpresas.

Retroceda en el tiempo

El casino de Catalina, lo crea o no, no tiene nada que ver con los juegos de azar. Construido en 1929 por William Wrigley, Jr., el magnate del chicle que desarrolló Isla Catalina como un centro turístico, el casino (palabra italiana que significa “lugar de reunión”) se convirtió en el lugar para festejar en Catalina. Cuenta con un balcón impresionante, obras maestras de estilo Art Déco, el teatro Avalon (con capacidad para 1250 personas) y el salón circular para baile más grande del mundo.

El casino no es la única propiedad en Catalina en la que Wrigley puso su sello. Durante su excursión de un día a Isla Catalina, asegúrese de hacer planes para ir a Mount Ada. Llamada así por la esposa de Wrigley, Mount Ada es una gran mansión de 1921 que alguna vez fue la casa de la pareja. Puede visitar esta famosa casa de seis habitaciones, ubicada en lo alto de una colina, y admirar las hermosas vistas de Isla Catalina y el cañón Avalon.

Los Jardines Botánicos de Catalina se encuentran dentro del cañón Avalon. Construido en 1935 por Ada Wrigley, el lugar de más de 15 hectáreas cuenta con plantas de todo el mundo. Al pasear por este tranquilo y soleado jardín, busque el Memorial Wrigley, que es la pieza central de los jardines. Hecho con piedras de la isla, este monumento rinde homenaje a las muchas mejoras que la familia Wrigley trajo a Catalina.

Ejercítese

La influencia de los Wrigley no termina ahí. Desde la década de 1930 hasta la década de 1950, los Cachorros de Chicago (de quién Wrigley fue dueño) viajaron a Isla Catalina para su entrenamiento de primavera. Una vez que haya visto el antiguo campo de entrenamiento del equipo, puede sentirse inspirado para hacer ejercicio durante su excursión de un día a Catalina. Embárquese en una expedición en kayak por la costa y aprenda sobre la vida silvestre local con guías expertos capacitados en conservación.

Si quiere ver más de cerca la bulliciosa vida marina de Catalina, dese un chapuzón en un tour de esnórkel a Lovers' Cove. Después de nadar sobre los arrecifes de roca y los bosques de algas marinas, puede intentar alimentar a los peces.

Dé rienda a su creatividad

¿Ama la cerámica? Silver Canyon Pottery, con sede en Catalina, ofrece tours a los estudios y la oportunidad para que usted haga su propia cerámica. Los productos de Silver Canyon también se venden en el Museo de la Isla Catalina, así como en varias tiendas minoristas.

Planee su excursión de un día a Isla Catalina como parte de su experiencia en California con Princess.