Fauna silvestre

Para la mayoría, el concepto de vida silvestre de Alaska va más allá de osos y salmón. Quienes se aventuren al norte descubrirán que nada se compara a la sensación que provoca la imagen de una enorme ballena jorobada de 40 toneladas que quiebra la superficie del agua en búsqueda de aire, o ver el movimiento de las hojas en el bosque y ver surgir de entre las ramas a un gran alce que acaba de despertarse y sigue su camino. Estos momentos ocurren solamente en Alaska, la Great Land.

La vida silvestre de Alaska es tan solo uno de los emocionantes aspectos que ofrece esta tierra, la última frontera. En un tour de crucero o un crucero por Alaska con Princess, tendrá la oportunidad de conocer a diversas criaturas, en sus hábitats naturales y en su estado salvaje.

Oso negro en Alaska
Oso negro en Alaska

Los cinco grandes de Denali

Aquí, los osos se encuentran en casi todos lados, desde los bosques junto a las costas de Alaska hasta los parques nacionales tierra adentro, como el Parque y la Reserva Nacional de Denali, donde una variedad de bajas alimenta a estos residentes permanentes. Además de los osos, Denali es ideal para observar el caribú de astas anchas, los alces, los lobos grises y el carnero de Dall, identificado por sus cuernos torneados. Estos animales conforman lo que se conoce como “los cinco grandes de Denali”, cuyo avistamiento es el sueño de toda persona amante de la naturaleza.

Maravillas del mar

Durante los meses de verano, más de 2000 ballenas jorobadas se alimentan en las aguas de a Alaska, lo que ofrece amplia oportunidad de observar a estos magníficos gigantes. La ballena asesina (orca) y la beluga también abundan en estas aguas, así como los delfines blancos del Pacífico. En Prince William Sound, las focas moteadas y los leones marinos descansan junto a la costa mientras las nutrias marinas juegan en el agua.

Aguas con abundancia de salmones

Otro activo habitante de estas aguas es el salmón, famoso por sus saltos que desafían la gravedad cuando remontan cataratas y arroyos para poder desovar. Si bien este arduo recorrido tiene lugar al final de la vida del salmón adulto, nunca deja de coincidir con el período de alimentación de los osos que habitan la costa de Alaska.

Un paraíso para los amantes de las aves

Unas 40.000 águilas calvas viven actualmente en Alaska, la mayoría de las cuales anida cerca del agua para pescar fácilmente. Hay más de 300 especies de pájaros que pueden encontrarse aquí. Otras aves distintivas incluyen los frailecillos coletudos y corniculado​s, la dócil rissa, los cisnes trompeteros y el ratonero de cola roja.